¿Qué es el TAE?

El TAE son unas siglas que significan Tasa de Interés Equivalente y los bancos están obligados a informar sobre él en cualquier producto hipotecario ya que incluye tanto el tipo de interéss nominal, como las comisiones y el plazo de la operación.

Es el tipo de interés más preciso (y por tanto el más elevado) que tiene cualquier hipoteca aunque sigue omitiendo algunas comisiones y gastos como pueden ser los notarios, impuestos y seguros. Por tanto se refiere al tipo de interés que pagaremos al banco por la parte que a él le corresponde.

Nunca debemos comparar el TAE de un préstamos fijo con el de uno variable ya que en el segundo se trata de un valor teórico que es imposible conocer a pocos años vista. De todas maneras, si podríamos aplicar el consejo de que entre dos préstamos iguales deberíamos quedarnos siempre con el que tenga el TAE más bajo.

Recordemos que siempre tendemos que añadir qué productos adicionales necesita ya que un TAE menor puede esconder algunas obligaciones como es la contratación del seguro del hogar, domiciliar la nómina o cualquier cosa escrita en letra pequeña.

Por tanto podríamos definir el TAE como el tipo de interés real que te acabará aplicando el banco, siendo más alto que los tipos de interés en los préstamos y más bajo en los productos de ahorro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *