noviembre 6, 2019

¿En qué consiste la tasación y por qué es tan importante?

Una de las gestiones obligatorias para cualquier préstamo hipotecario es que el banco exigirá la tasación del inmueble.

Esto quiere decir que una empresa (tasadora) debidamente habilitada para ello determine cuál es el valor estimado y esto, como es lógico, influye en la valoración de la operación. El valor de tasación permite estimar el valor estable del inmueble que se desea adquirir, puede ser más o menos del precio que pagues ya que muchas veces nosotros valoramos un inmueble por encima de su precio de mercado por meras cuestiones sentimentales o de gusto (o podría tasarse a mayor precio si hemos negociado muy bien) y esta tasación condicionará el importe del préstamo que la entidad estará dispuesta a conceder.

Hay que tener en cuenta que la tasación es una estimación de valor de la vivienda en circunstancias normales y no supone ninguna garantía de que ese valor se mantendrá a lo largo del tiempo. Como ha ocurrido en la pasada crisis, puede venir una burbuja inmobiliaria que se lleve por delante las valoraciones anteriores.

En España estas operaciones las realizan las sociedades de tasación, que están supervisadas por el Banco de España y que deben contar con profesionales adecuados así como aplicar procedimientos rigurosos de tasación y actuar con independencia respecto a los procesos de concesión del préstamo. De tal manera que no beneficien ni al banco ni al hipotecado.

Para que se cumpla esta transparencia el futuro deudor tiene derecho a proponer y elegir, de mutuo acuerdo con la entidad, la persona o empresa que vaya a llevar a cabo la tasación del inmueble objeto de la hipoteca, de esta manera se evita que sean tasadoras afines al banco las que realicen esta tarea.

La tasación es una gestión que la paga el cliente y si finalmente no se alcanza un acuerdo con esa entidad para la concesión de la hipoteca, el banco está obligado a entregar el original del informe de tasación de modo que pueda aprovecharse por el cliente para utilizarlo con otro banco y asi no ppagar dos veces por el mismo trabajo. Hay que tener en cuenta que las tasaciones caducan a los seis meses desde la emisión del informe de tasación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *